El principal objetivo desde que se empieza a planificar una mudanza internacional es que llegue todo bien a su destino. Por eso, es necesario buscar y elegir una empresa de mudanzas que lo haga en las mejores condiciones de calidad.

Para garantizarlo y al mismo tiempo, hacer una mudanza conforme a la ley, es imprescindible suscribir un seguro de responsabilidad civil.

Es importante que, a la vista del listado de sus enseres, artículos y objetos que va a trasladar, usted sepa qué cosa está asegurada y qué no lo está.

Tan elemental como lo anterior, es comprobar que, todos los puntos clave relacionados con el seguro se ajustan a lo que marca la ley, y están expuestos con claridad, no solapados o escondidos entre la letra pequeña. Por último, no permita que se inicie el trabajo sin antes haber contratado el seguro. Evitará inconvenientes posteriores.

Inevitable recordar que, en las empresas asociadas a FEDEM, (Federación Española de Empresas de Mudanzas) se toman muy en serio estos requisitos legales y tanto los seguros que incluyen los términos y condiciones generales de contratación, como los específicos de carga y descarga u otros, son siempre firmados por la empresa para cumplir así con la garantía de calidad y seguridad.

Es posible, que usted como cliente, desconozca la forma de suscribir un seguro de mudanza y/o qué tipo de póliza le resultaría más conveniente. No dude en ponerse en contacto con cualquier empresa asociada a FEDEM, ellos se encargarán de informarle y ayudarle a suscribir la póliza adecuada al trabajo que van a realizar.

Deja una Respuesta