Para que una mudanza se haga en las mejores condiciones de calidad y con todas las garantías, es imprescindible suscribir un seguro de responsabilidad civil. En FEDEM es una máxima que todo lo relacionado con el seguro esté conforme a lo que marca la ley y sin letra pequeña:

“Para hacer una mudanza conforme a la ley, es obligatorio
suscribir un seguro de responsabilidad civil.”

También es importante que el cliente sepa qué está asegurado y qué no, algo que las empresas asociadas a FEDEM se encargan de comunicar antes de suscribir la póliza. En FEDEM no se hace ningún trabajo de mudanza sin contratar antes un seguro, para evitar futuros inconvenientes y tener salvaguardados todos los enseres que componen un trabajo de mudanza.

Tanto los seguros que incluyen las condiciones generales de contratación, como los relacionados con la carga y descarga, los firmados por las empresas de mudanzas asociadas a FEDEM. Es un requisito legal que en la Federación Española de Empresas de Mudanzas se toman muy en serio.

Si el cliente no sabe cómo suscribir un seguro de mudanza, no tiene más que dirigirse a cualquier empresa asociada a FEDEM y ellos se encargarán de todo lo relacionado con la póliza que hay que suscribir conforme al trabajo a realizar.

Recuerde: contratar un seguro es imprescindible para un trabajo de mudanza.