Al igual que sucede con el seguro, hacer un contrato por escrito es la mejor forma de que una mudanza se haga en las mejores condiciones legales:

“Para garantizar que todo está bajo control, se recomienda firmar
un contrato de mudanza con la empresa.”

De esta manera, cualquier punto que se haya quedado sin firmar no se podrá reclamar. Y, del mismo modo, cualquier tema relacionado con la mudanza que esté recogido por contrato, será de obligado cumplimiento.

En FEDEM, todas las empresas asociadas tienen por obligación firmar un contrato con sus clientes, para garantizar que la mudanza se hará siempre conforme a la legalidad.
De este modo, los clientes pueden estar tranquilos de que la mudanza no tendrá sorpresas de última hora ni sobresaltos desagradables.

Cuando usted necesite hacer una mudanza, confíe siempre en FEDEM. Ellos se encargarán de redactar un contrato y de recoger todos los aspectos relacionados con ella, para garantizar que el trabajo se hará en las mejores condiciones.