Existen en el mercado empresas de mudanzas que no cumplen con todas las garantías. Para eso, las empresas que sí cumplen con todas las normas que se exigen para poder trabajar se agrupan en la Federación Española de Empresas de Mudanzas, FEDEM, donde es imprescindible estar al día de sus responsabilidades sociales y fiscales.

“FEDEM exige a sus empresas de mudanza que cumplan con todas las garantías de calidad y seguridad.”

Por eso, los clientes que contraten un servicio con una empresa de transportes adscrita a FEDEM saben que pueden contar con la tranquilidad de que se están haciendo el trabajo con todas las garantías de calidad y que se responde a las exigencias que la ley exige. No hay nada como saber que el trabajo contratado es un trabajo bien hecho.

Eso se traduce en que si se registra algún incidente en el proceso de mudanza, la empresa se hace cargo de todo lo que le corresponde como parte afectada, respondiendo de los desperfectos que se pudieran haber producido.

De este modo, el cliente puede estar tranquilo: todo está bajo control con FEDEM.